jueves, 12 de noviembre de 2015

El miedo a confesar tus fantasias a tu pareja

Querido diario:

Hoy quiero hablarte sobre un tema que me atormenta mucho ultimamente. No sólo por mi caso personal con mi marido sino por lo que percibo que es algo mas extendido de lo que pensaba al comentarlo con varias de mis amigas casadas. Tenemos miedo a confensarle a nuestra pareja nuestras fantasias sexuales mas ocultas.

fantasias sexuales


Lo he hablado con varias amigas mias y muchas de ellas sienten el mismo miedo a cómo reaccionará su novio o marido ante ciertas cosas. Logicamente la parte de amigas solteras está mas liberada de estas cosas y no comprende del todo la situación. También es lógico que cuanto mas jóvenes sean las amigas a quienes se lo he contado menos te comprenden. Oh dios mio, me estaré haciendo vieja?  A mis 40 años soy una de esas maduritas atractivas, una milf creo que se llama, o madurita follable cómo me dicen algunos compañeros del gimnasio (los mismos que me miran el culo a diario jaja).

El caso es que en muchas ocasiones no nos atrevemos a confesarle a nuestra pareja ciertas fantasias sexuales que todas tenemos y que pensamos pueden llegar a enturbiar nuestra relación. Quiero mucho a mi marido y lo paso bien con el en la cama pero debo confesar que tengo fantasias de follar con otros hombres, de hacer trios porno gratis e incluso de tener alguna experiencia lésbica. Es normal? Mis amigas dicen que si!


Gracias a internet y lo accesible que está ahora todo con eso de tener internet en el movil he de reconocer que he aprendido mucho respecto a todas estas cuestiones. Y es que pones cualquier cosa en google y te salen infinidad de páginas porno xxx y la verdad es que muchas de ellas enganchan (y calientan) demasiado! Como buena madura que soy una de las que mas me ha gustado es videosdemadurasx.com. Los videos se ven muy bien en el móvil y no está llena de publicidad como las otras. Tienen mucha calidad sus videos.

Espero que mi marido no revise el historial de las cosas que veo en mi movil porque como lo vea voy a tener que organizar una cena romántica en su restaurante favorito y después de tomar una botella de vino (como mínimo) entre los dos le confesaré que me gustaria experimentar otras cosas en la cama.


Os seguiré contando que tal ...